lunes, 8 de septiembre de 2014

Un Dios que sigue despierto...



Siempre me ha llamado poderosamente la atención parte de un Himno de la Liturgia de las Horas que rezamos en el oficio de sexta: Quien diga que Dios ha muerto, que salga a la luz y vea, si el mundo es o no tarea, de un Dios que sigue despierto…
El mundo no tan contaminado como lo tenemos hoy en día, es producto del amor de Dios para con los hombres. La naturaleza maltratada pero con ansias de seguir dándonos lo que en si contiene, aún conserva el rastro de Su mano creadora. Hagamos un esfuerzo por mantener y preservar este hermoso regalo del Creador.
Publicar un comentario