lunes, 23 de diciembre de 2013

Cristianizados...



“…Y se escuchó los cascos del caballo que galopaba a toda prisa, el Precursor aupaba al equino con fuerza, entro al pueblo a toda velocidad gritando con vos a cuello: Es Adviento, Viene el Rey, llega con él la Parusía pues lo acompaña todo su sequito!!! Se aproxima la salvación para nuestra tierra, una nueva era esta por inaugurarse. Allanen los caminos, vístanse de gala que la Epifanía de nuestro Rey se hará realidad en pocos días.”


Lo anterior es la vivencia cotidiana griega de una región a la cual le visitaba el Rey. Aunque lo anterior es sacado de los escondrijos de mi imaginación, el mensaje que contiene es real. Pues era lo cotidiano en alguna región con dominación Romana helénica. Las palabras griegas tenían un gran valor y significación.
Las primeras comunidades Cristianas relacionaron muy pronto todas estas palabras y su significado con el verdadero Rey, Jesús, el Emmanuel. Por ello hoy en día a los Cristianos nos hacen referencias es a Jesús, no como en otrora a los emperadores o reyes.
Algunas palabras Griegas cristianizadas:
Precursor: El que iba delante del Rey a anunciar su llegada y a preparar el camino, alertaba a la comunidad que iba a ser visitada.
Adviento: Se usaba para designar la visita del alguien muy importante, podría ser el mismo rey o emperador o alguno de sus principales. Adviento viene de advenimiento, que viene alguien.
Parusía: La llegada del Rey acompañado de todos sus ministros. Llegaba a juzgar en persona, dar indulgencias y conceder benevolencia y bendiciones reales.
Epifanía: Era la manifestación del poder del Rey o el Emperador, se manifestaba en la comunidad que visitaba y esta podría cambiar la historia de ese lugar en un antes y después de la epifanía del Rey.
Publicar un comentario