viernes, 31 de mayo de 2013

Ayudar como María...



La visitación de María a su prima Santa Isabel nos debe invitar a imitar esta actitud inherente a todo cristiano. Nos debe invitar a salir a tiempo y destiempo a atender al hermano. María la servidora del Señor, sale presurosa a atender a su prima, nosotros aun hoy cuando la comunicación es más sencilla, se nos hace difícil atender al que lo necesita.

Somos cristianos porque venimos de Cristo, de su Pascua y Resurrección. Atendamos pues a nuestros hermanos necesitados, no nos olvidemos que al amar al otro, amo a Cristo, al ayudar al otro ayudo a Cristo, al alimentar a otro es al mismo Cristo sufriente al que estoy atendiendo. Ya el Papa Francisco nos lo ha recordado, miremos, toquemos y descubramos en ese necesitado a Cristo.
Hermanos, no perdamos esta oportunidad del encuentro con Cristo presente en el otro. Imitemos a María y seamos presurosos y prontos para ayudar y servir.
Publicar un comentario