domingo, 23 de diciembre de 2012

Se apresura la salvación...



Y se nos termina el Adviento. Se termina la espera. Se apresura la salvación.
Cristo está a la vuelta del día, al legar la noche Buena, se nos regala la Navidad, la llegada de la Salvación a la casa de nuestro corazón.
Estemos en vela, estemos atentos, el Mesías está cerca, a salvarnos viene. Quitemos los abrojos, arranquemos lo malo que el eterno se abaja, para salvarnos el alma, rindámosle alabanzas a quien hoy nos rescata.
Noche Gloriosa, noche Dichosa, el cielo a la tierra besa, dejándola preñada de la alegría del Salvador. Apresuremos nuestro corazón, en el habitar quiere, el Mesías y Salvador, Jesús nuestro Redentor.
Publicar un comentario en la entrada