viernes, 6 de abril de 2012

Amor entregado...


Ayer el amor se engalano, deslumbro hasta dejarse consumir y aun quedarse para alimentarnos.
Hoy, se deja crucificar y todo maltrecho nos abraza para protegernos del mal.
Que inapreciable es tu sacrificio Señor. Jamás podre pagar tal redención. Gracias amado Señor.
Publicar un comentario