sábado, 11 de febrero de 2012

Una Virgen por Madre...

Dios nos ama y mucho. Su hijo se abajo, se hizo uno con nosotros menos en el pecado, y nos enseño a ver a Dios su padre, como nuestro padre. Nos enseñó a amarnos y a dar la vida por nuestros hermanos, todo lo compartió con nosotros, incluso hasta su madre, la bienaventurada Virgen María, que al pie de la cruz nos la dejo como madre.
Hoy recordamos esta presencia maternal en una de las apariciones marianas de las pocas que la Santa Iglesia declara como aparición verdadera y segura. Es Nuestra Señora de Lourdes.

Es tu presencia amorosa la que me tranquiliza y arrulla,
Es tu amor materno el que me guía a tu Hijo,
Es tu pureza y firmeza la que me invita a imitarte para agradarle a Él,
Eres tu María, la madre del Verbo encarnado, la Señora del Dios humanado.

Nuestra Señora de Lourdes, ruega por nosotros.
===Feliz rosario bloguero===
Publicar un comentario