sábado, 24 de diciembre de 2011

Esta es la noche...


Esta es la noche,
la noche inmensa de los orígenes
y no existe nada, excepto el amor.
Excepto el amor que ahora comienza...
Dios ha preparado la tierra como una cuna
para su venida desde los cielos.

Esta es la noche,
la noche feliz de Palestina.
Y no existe nada, excepto el Niño,
a excepción del Niño de la vida divina.
Al tomar carne de nuestra carne
Dios, nuestro desierto se refresca
e hizo de la tierra una primavera sin límites.

Esta es la noche,
la larga noche en la que andamos a tientas
y no existe nada, excepto este lugar,
excepto el lugar de la esperanza en ruinas.
Al detenerte en nuestra morada,
Dios, al igual que el arbusto, hace presagiar,
el mundo en el que el fuego iba a caer.
video

Publicar un comentario