sábado, 1 de octubre de 2011

María, presencia serena...


Esta imagen de la Virgen María, me cautiva y lleva a la presencia de su hijo amado.
Una mirada serena y tierna, tranquila y amorosa. No pretende aparecer ella, nos muestra a su Hijo, al Verbo encarnado, al Niño Dios. Ella la escalera celesta por la que Dios se ha humanado, abajándose hasta nosotros, tomando nuestra misma condición menos en el pecado, y así nos conoce y comprende. 
Dios-con-nosotros hecho hombre como yo, no pecador, pero si hombre que siente, ama y lucha.

Feliz rosario Bloguero…
Publicar un comentario