sábado, 1 de octubre de 2011

El corazón de la Iglesia...


En mi seminario, el mes de octubre llega con mucha alegría y solemnidad. Por una parte es el aniversario de la refundación de esta casa de formación y por otra varios de mis hermanos de seminario recibirán Ministerios que los van configurando cada vez más con Cristo Sumo y Eterno Sacerdote.
Fue en el año 1983 cuando el metropolita marabino Monseñor Domingo Roa Pérez en su sede catedralicia da formalmente el apruébese a la refundación y uso de las instalaciones refaccionadas (aunque ya antiguas) del Seminario Mayor Arquidiócesano de Maracaibo “Santo Tomás de Aquino”  poniéndolo bajo la amorosa protección de Santa Teresita de Lisieux, expresando en su homilía que “esta casa de formación sea como esta misma santa lo expreso en sus cartas, el corazón de la Iglesia, el amor que nunca se acaba 

Gracias Señor Jesús por el privilegio de ser tus testigos, que nuestra vocación se fortalezca con tu presencia redentora y que podamos irradiar cándidamente tu amor a nuestro prójimo.
Publicar un comentario