domingo, 18 de septiembre de 2011

Cristo nos llama...

La liturgia de hoy nos presenta a Cristo como el propietario de una gran viña,  que sale en busca de obreros para que la trabajen. Cristo llama, llama a toda hora, a todo momento, muchos atienden a ese llamado al salir el sol, algunos caen en cuenta del llamado con el sol del  medio día, otros tantos lo sienten muy en su corazón ya al caer la tarde noche, pero todos comparten algo, "El llamado" y eso basta para siempre, para la eternidad.

Como decimos en la Misa "Señor, no soy digno… pero una Palabra Tuya bastará… pues sí, con un solo gesto del llamado del Señor, podemos a ejemplo de los primeros cristianos, llevar su palabra por doquiera. Cristo llama, esa llamada es eterna, queda en nuestras vidas y si queremos que nuestra vida tenga sentido, en algún momento del la jornada debemos contestarle.

Me abandono a sus oraciones.
Publicar un comentario