miércoles, 17 de agosto de 2011

Perdón sanador...

Antes de dijo: ¡Ojo por ojo y diente por diente! Ahora Yo les digo: ¡Amen y perdonen a sus enemigos!

El perdón comenzó siendo junto a la caridad uno de los paradigma de los inicio de la era cristiana. Eso de amar a los enemigos, de amar al que me hace daño, era algo imposible, utópico e inconcebible.

El perdón es la novedad que trajo el cristianismo, es la nota del punto y aparte, del borrón y cuenta nueva en nuestras vidas. Es la misericordia de Dios que se derrama abundantemente sobre nosotros, es Cristo que con su sacrificio de Cruz, nos obtiene la gracia santificante y redentora.

Cristo nuevo Adán asume lo etéreo y redime la historia, tanto así que la divide en un antes de Cristo y después de Cristo. Cristo, nuevo Moisés es nuestro guía y nuevo pontífice que nos acerca al Padre.

¡Cristo nuestro redentor perdona nuestras muchas culpas! Sana nuestra alma de los estragos del pecado, sana nuestra vida del egoísmo tan dañino, sana nuestro corazón de tanto daño. Amen.

Cordial saludo a todos, me abandono a sus oraciones y colaboración, Dios los cuide.

Publicar un comentario