sábado, 27 de agosto de 2011

Con Jesús en los labios y rezando el Ave María...


Cuando Satanás cuestione tu fe,
Enciende una vela en tu alma
Sin temer a la pérfida cuchilla
Que su odio afila para ti…

Cuando tu corazón sienta el frío
Que la asalta y tema un drama.
Cuando Satanás cuestione tu fe
¡Enciende una vela en tu alma!

Hermano, si tiemblas de pavor
Reanima siempre tu llama
en la llama de Nuestra Señora.
Mira tu, es lo que yo he hecho
Cuando Satanás cuestiona mi Fe!

Recuerdo que cuando trabajaba, me enviaron de caporal a una filiar de la empresa que estaba a casi dos horas de la ciudad, el celular perdía la cobertura, la radio solo funcionaba en AM y para ver la tele debía colocar la antena más alta que los arboles que nos rodeaban. Estaba prácticamente en medio de la naturaleza por no decir de la selva. La noche era más oscura que de costumbre y la cantidad de artrópodos y sonidos extraños hacían fiesta todas las noches.

El primer día que llegue, estaba algo desorbitado y a la expectativa. Me tocaba comer a casi un kilometro de distancia del campamento de la empresa y para entrar o salir de este debía atravesar casi una cuadra que de lado y lado era monte y oscuridad absoluta. Habían dos opciones ir y venir a pie o aprender a manejar sincrónico mientras había luz, ¡lo logre, aprendí! Ya de vuelta al campamento, la noche había caído completamente, me tocaba entrar por el sendero súper obscuro y de mil y un sonidos, me arme de valor y lo hice. Luego en la habitación, los sonidos seguían y el temor comenzó a hacerme una mala jugada.

Dije “Jesús en ti confío” seguido del Ave María y me eché a dormir. Nunca más he tenido temor o miedo.

Saludos a todos, me abandono a sus oraciones y colaboración.

P.d. “regreso el próximo 04 de septiembre al seminario y aun me faltan muchas cosas confío en Jesús”

Publicar un comentario