martes, 7 de junio de 2011

Moral+Teología


He terminado el II semestre de mis estudios de teología, lo que a su vez seria que culmine el I año de teología, como ven cada año cubre 2 semestres, unos más apretados otros menos. Teología moral, fue una de las materias vistas. Me toca ahora entregar un resumen muy somero de lo que me ha parecido la materia.

Para hablar de teología moral debemos saber ¿qué es la moral?

La moral: es la conducta o forma de vida de cada hombre y mujer, como seres libres y racionales.

Teología: los principios que iluminan nuestro razonamiento son los de la Teología: la fe de la Iglesia, que se contiene en el Depositum fidei, en la Revelación que se nos comunica mediante la Tradición y la Sagrada Escritura, que se explicita algunas veces en el Magisterio.

Uso de la razón: el hecho de hacer teología exige que desde esos principios se elabore una verdadera ciencia, es decir que razonemos deduciendo, profundizando, conectando unas principios con otros, sacando conclusiones, y mostrando la no contradicción y la racionabilidad de los principios de los que partimos.

Es inherente al nosotros la teología moral, no la echemos en cuatro paredes que suene a conventos o seminarios donde se cree que todo es aburrido y tedioso, se hace necesario hablar de una mundanidad de la teología moral, es decir, de la falta de ésta en el mundo. Tomemos conciencia de que si queremos ser felices desde el punto de vista Cristiano, tomemos en cuenta la Teología Moral, la que dilucidando y elucubrando a la luz de la tradición y las Sagradas Escrituras nos va iluminando como lámpara en el lúgubre mundo lleno de valles de lagrimas.

La teología moral no me va a enseñar a cómo actuar en el mundo, me va a guiar para no quedarme atado en el mundo, me deja ser libre, me da herramientas y opciones desde Cristo y para Cristo. Saludos.

Publicar un comentario