jueves, 19 de mayo de 2011

Instrumentos de Dios Misericordia.

En mi diócesis, del 01 de mayo de 2011 al 15 de abril de 2012, se ha proclamado el año de la Misericordia. Una oportunidad para beber de la fuente de la Misericordia Divina, oportunidad de construir fraternidad.

Una de las acciones donde notamos y sentimos en carne propia esta Misericordia es en el Sacramento de la Penitencia. Es allí donde la mano de Dios nos limpia por el agua y la sangre de su hijo amado Jesucristo y solo por amor nos restituye la gracia que perdemos por la incidía del pecado.

Somos frágiles, y esa debilidad se ve asediada por el pecado. Podemos armarnos de murallas acéticas que nos alejen del peligro del pecado, pero igual caemos, somos frágiles y es Cristo el que nos fortalece con su perdón.

No importa los vidrios rotos que tenga nuestra casa, no importa la cantidad de basura que tengamos en el corazón. Reconozcamos a Cristo como Salvador, pidamos su perdón y acudamos a la fuente de su misericordia: El Sacramento de la Penitencia.

Tengamos confianza en la Misericordia de Dios que nunca se agota y acudamos a ella…

Bendito sea Dios, me abandono a tus oraciones.


--

Publicar un comentario