jueves, 10 de febrero de 2011

Volviendo de la mano de La Virgen María.

Casi seis días sin hablar por estos lados, Dios los cuide.
María siempre es motivo de alegría y regreso al Padre.
Han sido días de mucho agite, entre el inicio del nuevo semestre de estudio y las nuevas coordinaciones se han ido lo mas de rápido estas dos últimas semanas.
He comenzado el II semestre de teología en el seminario y ahora estoy encargado junto a otros compañeros seminaristas de la Liturgia del seminario, de hecho soy el ceremoniero auxiliar de la casa. Cuento con sus oraciones, Feliz Día de Nta. Sra. de Lourdes.

Un grupo de teólogos luteranos de Alemania del Este publicó en 1971 un manifiesto que contiene estas líneas de una lealtad conmovedora:

« En Lourdes, en Fátima y en otros santuarios marianos, la crítica imparcial se encuentra frente a hechos sobrenaturales relacionados íntimamente con la Virgen María, sea por las Apariciones, sea por los milagros obtenidos gracias a su intercesión. Son hechos que desafían toda explicación racional. Hasta el día de hoy, 1.200 curaciones ocurridas en Lourdes han sido reconocidas por los médicos científicamente inexplicables. Pero la Iglesia católica sólo reconoce como milagrosas unas 44. Durante 30 años, 11.000 médicos, de distintas religiones y opiniones científicas, han tenido acceso al Buró de Constataciones Medicales. Una curación declarada milagrosa posee entonces la mayor garantía posible.»

Tomado del Compendio mariano 1991 del Hermano Albert Pfleger.

Publicar un comentario