sábado, 5 de febrero de 2011

Monseñor Edgar Peña Parra, primer nuncio venezolano.

Saludos a todos, feliz sábado del Rosario Bloguero.

Mi país esta de fiesta, de júbilo y con una alegría que sólo Cristo nos da. Es que hoy ha sido ordenado obispo Edgar Peña Parra, sacerdote venezolano y ha sido nombrado Nuncio Apostólico de su santidad en Pakistán.

Un Nuncio Apostólico (Del latín, nuntius, mensajero) según el Código de Derecho Canónico, es el representante de la santa sede acreditado con rango de embajador ante un gobierno extranjero, encargado además de velar en nombre del papa por la situación de la Iglesia en el país en que ejerce sus funciones diplomáticas.

Desde antiguo el Obispo de Roma envió legados o delegados suyos a diversos lugares. Al cobrar importancia social ante las naciones y los emperadores el Obispo de Roma, los legados pontificios tuvieron especial resonancia en las Cortes de los Reyes y ante los Obispos de los reinos. Desde el siglo XVI habitualmente hubo un delegado Papa, nuncio, en todos los reinos cristianos sobre todo

La misión del nuncio, a imitación de la acción de los embajadores de los príncipes y reyes, fue siempre representar, con autoridad variable, a quien le enviaba. Los nuncios pontificios siguen con esta misión, representan los intereses de la Iglesia y resuelven los problemas legales o sociales que se presentan, no solo ante los poderes públicos, sino en el seno de la Iglesia local en la que habitan como enviados pontificios.

El "motu proprio" Sollicitudo y el canon 364 enumeran una serie de cometidos eclesiales, del que el principal es, sin duda, el fomentar la unión de la Sede Apostólica con las iglesias particulares. Otros cometidos importantes son informar sobre las consignas o pautas procedentes de la Santa Sede; ayudar y aconsejar a los obispos, respetando siempre su potestad ordinaria y propia en la diócesis, intervenir en la propuesta del nombramiento de nuevos obispos, defender a la iglesia, fomentar el ecumenismo, etc.

Los nuncios deben observar el derecho internacional, por el que son considerados como agentes diplomáticos de primera clase, con rango de embajadores. En nombre de la Santa Sede tratan las cuestiones que se refieren a las relaciones públicas Iglesia-Estado. Suelen también estar a su cargo las negociaciones de concordatos y convenios, velando por su cumplimiento.

Un saludo fraterno, me abandono a sus oraciones y ruego a Dios para que me visiten mas, jejeje no cae mal.

Les recuerdo las oraciones por el amigo que les comente en la entrada anterior. Saludos.

Su mirada purifica, su silencio eleva, su sonrisa instruye...

María ha atraído a miles de criaturas con sus armas de bondad. Ella ha evangelizado antes que yo por medio de su silencio reservado y su indescriptible sonrisa. Le ha bastado aparecerse para que se calmen las palabras agresivas o impuras, para que se disipen los rencores y se calmen los dolores. Su mirada purificaba, su silencio elevaba, su sonrisa instruía. Nazaret durante mucho tiempo permaneció envuelto en su perfume después de su partida. La Iglesia naciente se consolidó en virtud de su silencio y de su sonrisa más elocuente que todas las palabras, ya que en ellos se traslucía el rostro de Dios y la verdad de su misión.
Yo no te pido otra cosa que mirar e imitar a mi Madre que es también la tuya. Crece en belleza espiritual a fin de parecértele, aprende de ella el silencio que le habla a Dios y de Dios, y la sonrisa que enseña la fe, la generosidad, la caridad. Mira siempre a mi dulce Madre para verla claramente a la hora de la muerte. Quien muere en María posee a Jesús pronto. Cotenmpla a María y recibe mi Paz: no te hará falta ninguna otra cosa para ser feliz.

De Jesús, según María Valtorta: « Cahiers de 1943 » - le 8.9.43

Publicar un comentario