sábado, 1 de enero de 2011

Madre de Dios...


Que mejor que comenzar este nuevo año civil a los pies de la Siempre Virgen y Madre de Dios María Santísima.

Amada Señora, escalera que Dios ha bajado y refugio de este pecador. Recibe y cuida mi vocación como cosa tuya, para presentársela a tu amado Hijo Jesucristo llena de buenas obras para con mi prójimo.

Te encomiendo mi familia, mis amigos y los que oran y hacen penitencia por mi bienestar espiritual. Bendice a los que tienen potencial a pesar que duden de él. Cuida al que le cuesta mostrar su cariño. Protege al que ha jurado servirle a Jesucristo para siempre.

Que este 2011 este lleno e impregnado de tu amor Virginal. Amén.

Publicar un comentario