miércoles, 3 de noviembre de 2010

San Martín de Porres...

Esta imagen me encanta. Expresa el rostro de alguien que "vive dentro"... Vivir dentro es vivir como vivió María. Recogida en sí, siempre lanzada hacia Dios dentro de ella, para tomar fuerza y lanzarse a amar a los hermanos. Vivir dentro es contemplar la belleza de Dios presente en el corazón.

Saludos a todos. Hoy mi iglesia particular está de fiestas patronales. San Martín de Porres es el patrón titular de mi parroquia. Un santo barón que admiro y trato de imitar para llegar a Cristo. El santo de la mirada serena, de la confianza segura y de la esperanza certera, para muestra de ello podemos verlo en su biografía. Un hombre que se desvivía por servir aun a cambio de desprecios.

Una vida marcada por el SERVICIO a escondidas en Cristo. Hasta la liturgia del día de hoy nos habla de lo que debe ser un verdadero cristiano y Martín de Porres siguió al pie de la letra: Háganlo todo sin quejas ni discusiones, para que sean ustedes hijos de Dios, irreprochables, sencillos y sin mancha, en medio de los hombres malos y perversos de este tiempo. Entre ellos brillarán como antorchas en el mundo, al presentarles las palabras de la vida. Así, el día de la venida de Cristo, yo me sentiré orgulloso al comprobar que mis esfuerzos y trabajos no han sido inútiles.

Que este humilde limeño siervo del Señor nos lleve de la mano a Jesucristo nuestro Salvador.

Oren por este seminarista...

P.D: esta noticia me ha gustado mucho:

Primer obispo vietnamita hacia la santidad

Publicar un comentario