jueves, 4 de noviembre de 2010

Azúcar con mascara...


Saludos a todos, muy agradecido por los nuevos visitantes de mi blog, GRACIAS SEÑOR…

Saben, conozco algunas personas que son como el Azúcar enmascarada. Estas por fuera son repelentes, odiosos, agresivos y amargos. Pero resulta que por dentro tienen un corazón de oro. No te creas, muchas veces también me comporto así.

Que el Buen Dios cuide y bendiga a estos santos gruñones. Y que a este estudiante de Teología le dé fuerza para comprenderlos y aguantarlos.

Me abandono a sus oraciones y encomienden a un Amigo que tengo rato sin saber de el...

Publicar un comentario