martes, 11 de mayo de 2010

¿A que sabes Señor?

¿A que sabes Señor? Te como y tan desapercibido pasas por mi paladar, tu sangre derramada se confunde entre sueños de amaneceres.

¿A que sabes Señor? A sueño matutino de libertad en tu presencia, a sangre de mártir que se inmola por amor.

¿A que sabes Señor? A soledad que se llena de tu presencia, a vista aguda de esperanza cierta.

Sabes a tranquilidad perpetua de dolor que no cede, a felicidad inconmovible de batallas perdidas. Sabes a necesidad del hombre en volver a ti, a misericordia eterna que se entrega por mí.

Sabes a paciencia intranquila que a la duda vence, a llanto tranquilo de pasado perdido. Sabes a esperanza salvadora de turba encendida. Sabes a eternidad de esperanza.

________________________________________

Ya sabes eleva una oración por mi perseverancia y por un amigo. Dios te bendiga.



--
"Que agradecido estoy
por la confianza que tuvo en mí
al designarme para su servicio." (1 Tim 1, 12)

Visita mi blog: www.elceremoniero.blogspot.com
Publicar un comentario