sábado, 22 de mayo de 2010

La semilla...

Siembra una semilla, riégala, cuídala y ocúpate lo mejor posible de ella. Seguramente tendrás a su debido tiempo el resultado de una planta hermosa. Deja de cuidarla y veras como muere lentamente hasta desaparecer. Esto mismo pasa con la amistad, si no cuidas de ella jamás cosecharás amigos verdaderos. Saludos.

_______________________________________________
Ven Santo Espíritu y transforma nuestras vidas
Publicar un comentario