sábado, 22 de mayo de 2010

Imágenes imaginadas...

Sucede que te haces la imagen de algo o alguien, la cual no es exacta del todo o es tal cual te lo imaginas. Esta imagen la concibes como lo inseparable de esta cosa o persona. A la cosa se le pueden adherir varios atributos que yo mismo se los puedo colocar de acuerdo a su funcionabilidad. En el caso de un alguien (hombre-mujer) resulta más complicado, somos como he dicho anteriormente contingentes y de hoy a mañana podemos cambiar, eso lo sabemos nosotros.

Cuando una amistad se ha cultivado con la confianza y regado con la libertad puede cosecharse un amigo. En la confianza podrás conocer lo que es en verdad la persona y en la libertad descubrirás que no son siameses, que los actos se hacen libres, sin coacción y sobretodo por que se quiere y no hay una obligación.

Cristo es la imagen perfecta de un amigo, siempre da el primer paso, siempre está dispuesto a escucharnos y a entendernos. Nos da la libertad de amarlo o no amarlo. Cristo es el amigo fiel que nunca falla.

Saludos, una oración por mí y por una pana.

Publicar un comentario