jueves, 8 de abril de 2010

Somos Contingentes...


Hablar de las personas que no se conocen es muy difícil, hacerlo es elucubrar inexactamente y especular. Muchas veces atinando a la realidad otras logrando estar fuera de ella.

En ocasiones conocemos personas de una calidad humana estupenda e incomparable, de las cuales decimos que la conocemos de siempre y en las que comenzamos a confiar aun sin ver. Otras a las cuales les sacamos el cuerpo, las evitamos, de pronto por intuición nos da mala espina, otras es por puro capricho.

Decir yo conozco a tal o cual persona es tan complicado como llenar un colador de agua. Nosotros los hombre y mujeres somos seres tan contingentes que nunca lograremos tener un comportamiento único e invariable. ¡Claro no somos maquinas!

Caso contrario con las maquinas o aparatos eléctricos, por ejemplo un auto que corre 200Kph jamás esperemos que llegue a correr 300Kph. Es imposible, tiene un techo.

Cosa contraria sucede con el ser humano (hombre – mujer), podemos encontrarnos en situaciones difíciles de las cuales racionalmente somos imposibles de salir, de librarnos de ellas. Y sucede que sacando fuerzas de donde no sabemos salimos de allí… logramos avanzar y quitar el techo.

Por eso digo que tenemos potencial, claro citando a Descarte, unos mas que otros pero lo tenemos.

Hemos celebrado la Semana Santa y Cristo nos mostró en persona que somos capaces de superar las dificultades, El, hombre como nosotros, menos en el pecado, sufrió por nosotros, fue triturado y nos ha enseñado que si Creemos en Dios y nos abandonamos en sus manos sentiremos que nuestro cielo ha comenzado en la tierra (P. Emilio). Resucitaremos a una vida nueva, que transforma todo…

Por eso me uno al canto del salmo 33:

Bendeciré al Señor a todas horas, no cesará mi boca de alabarlo. Yo me siento orgulloso del Señor; que se alegre su pueblo al escucharlo.
Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. Aleluya.

Saludos a todos, estamos de fiesta Cristo ha resucitado, una oración por mi perseverancia...

Recuerda que tienes potencial... no lo dudes, corta la manzana.

Publicar un comentario