martes, 6 de abril de 2010

Bendita Pascua...


Cristo ha resucitado, de eso no hay duda, de lo contrario vana seria nuestra fe nos dice San Pablo en una de sus cartas.

Cristo ha resucitado como primicia de los muertos, muriendo el que es la vida, destruyo la muerte, y resucitando no morirá jamás.

“¡Oh feliz culpa que nos mereció tener tan grande y excelente Redentor!”, exclama la iglesia en el Exultet del Sábado Santo.

Semana Santa 2010 ha sido muy especial. Puedo decir muchas cosas de lo que vive uno en Semana Santa, hay que acercarse al misterio de la Pasión y Muerte de Jesucristo y posterior Resurrección. Para mí ha sido la Semana Santa de conocerme, de afirmar la vocación que el Señor me ha regalado, de conocer personas que siempre había visto y que ahora considero amigos. De hecho tengo un nuevo amigo y eso es mucho, bastante Gracias Señor por eso.

Es Pascua, es el Día Glorioso de la resurrección de nuestro salvador. El pagó la culpa que nosotros debíamos haber pagado, fue torturado, maltratado y humillado. Por sus llagas hemos sido curados. Cristo nos ha liberado, Cristo ha resucitado, mi vida tiene sentido, mi vocación tiene sentido.

Es Pascua desde anteayer, ayer, hoy, mañana, pasado, y dos días mas. Es la realidad a la que nos lleva la liturgia de estos días. Un día que se alarga por siete días. Una fiesta tan eterna y presente que nos lleva al mismísimo momento pascual de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor.
Publicar un comentario