domingo, 7 de febrero de 2010

Vocación...



Saludos a todos, mañana comenzamos la semana Vocacional y sería bueno hablar un poco de la Vocación.

Somos llamados para hacer algo importante. Somos llamados principalmente por nosotros mismos, por nuestras potencialidades, nuestras inclinaciones, lo que nos impulsa a seguir una senda en la vida. A esto lo solemos llamar ideal y es la elección a la inclinación vocacional.

Todos sabemos que es precisamente cuando hay vocación cuando se producen esos rasgos éticos tan decisivos como son la entrega, la dedicación, la responsabilidad y honestidad, la sapiencia misma con que se realiza el trabajo.[1]

Nada mas cierto que esta afirmación, es necesaria la ética que conlleva a estas acciones para poder ser sinceros en la vocación que hemos elegido, en cualquier ámbito es necesaria esta formula. Es la ética la que revela la responsabilidad que cada quien tiene ante si mismo y su propia conciencia.

A la vocación no solo se le responde con un "si quiero", solo se logra responder a la vocación cuando lleva consigo la realización de un bien que nos trasciende y recae sobre otros, de forma directa o indirecta. Por ello el llamado vocacional es un hecho múltiple y complejo. Nos llaman nuestro propio ser y el de los demás, pero nos reclaman también las realidades mismas que son objetos de nuestra atracción intelectual, emocional y vital. Nos llaman las vidas ejemplares.

El quebranto de la vocación que a la final es la misma ética profesional se produce cuando se rompe esa liga comunitaria y solo se busca el bien personal y los otros seres humanos son asumidos como un medio y no como un fin.

Ya sabes, una oración por mi perseveracia y fidelida, Dios te cuide...


Publicar un comentario