martes, 1 de diciembre de 2009

Llegas Adviento....

Llegas adviento con tu aire siempre nuevo, del mismo con que el creador modelo la tierra.

Llega con tu fuerza e ímpetu a transformar lo escalabroso de nuestras vidas. Barre con tu fuerza los abrojos y espinas que ocultan el camino al Mesías.

Sopla adviento sopla, llena de aire nuestros pulmones ya viciados, nuestra garganta tan manchadas de palabras que no se debieron de haber dicho.

Sopla adviento sopla y quita el polvo de nuestra pereza que impide ver a la perfección con el prisma del amor.

Maria Santísima, mujer vestida de Adviento, enséñame a amar a tu hijo antes de que se me pase el Adviento.

Publicar un comentario