domingo, 1 de noviembre de 2009

Santifica Señor el saco de nuestra vida.


Cada vez descubro la nada que hay en mi conocimiento

y lo paupérrimo que soy como intelectual

Saludos a todos. Dios los cuide. Hoy estamos de fiesta, la Iglesia celebra la Solemnidad de TODOS los santos los públicos y los no públicos. Yo digo que los santos son la música de Dios aquí en la tierra. El santo nuca sabe que es santo, si lo sabe ya dejaría de serlo. Por eso nuestra vida debe volcarse a trabajar en ello "La Santidad". Ya Nuestro Señor Jesucristo nos lo decía:

Sed Santos como es Santo vuestro Padre celestial" (Mt 5,48). Debemos escuchar la vos de nuestro hermano mayor y comenzar por llenarnos de su palabra que es verdad y nos acerca cada día a la Santidad.


Nuestra vida es un gran saco que rodea nuestra humanidad y constantemente se nutre y llena de cosas valiosas, menos valiosas y nada valiosas.

Debemos hacer lo posible de que el saco de nuestra vida este siempre pesado es decir lleno para así mantener nuestros pies sobre la tierra y no andar vacíos, sin nada y por las nubes expuestos a cualquier viento de problemas que pueda surgir.

Por eso necesario es entonces que nuestra vid se llene de pesadas cosas útiles.

Llegara el momento en que estemos abarrotados de innumerables y enormes cosas que lo único que hacen es ocupar espacio, están vacías por dentro, igual la tormenta nos arrastra.

Habrán ocasiones en que el saco este repleto de cosas semejantes a bombas de agua que aunque pesan y nos ayudan a estar con los pies sobre la tierra, estas con cualquier tropiezo se rompen y volvemos a quedar vacíos.

Debemos esforzarnos hermanos en llenarnos de cosas que valgan en buenas acciones, duraderas en la eternidad con Cristo, junto a buenos amigos de esos que poco se encuentran los marca "elefante" que hacen nuestra vida más llevadera. Llenarnos de la presencia del Señor Jesucristo, el único que puede dar sentido a esta vida repleta de vacío que rodea nuestra existencia.

Ya saben oren por mi perseverancia y fidelidad. Dios los cuide.

Publicar un comentario