lunes, 16 de noviembre de 2009

LA VIDA DE SAN AGUSTÍN LLEGA A LA PEQUEÑA PANTALLA




San Agustín es sin duda una de las figuras más grandes de la historia del Cristianismo. Más de 1600 años después de su muerte, su vida salta a la televisión.

Se llama Agustín: La caída del Imperio Romano. Es una mini-serie realizada por productoras de Italia, Polonia y Alemania. Uno de los temas más conmovedores de la película es cómo su madre, Santa Mónica, influyó en su conversión al Catolicismo.

Monica Guerritore dice que, como actriz, fue una experiencia única poder interpretar el papel de Santa Mónica en una producción como ésta: "Santa Monica tenía una visión muy clara de lo que Agustín podría llegar a lograr en su vida, estaba segura. Creo que es ésta la iluminación, la luz que ella tenía y el peso que sigue teniendo en la historia".

Además, Guerritore asegura: "No abordé este papel, ni otros que he hecho como Juana de Arco, como católica, sino como un ser humano curioso de la vida de estas grandes figuras que cambiaron la historia y que escogieron un rumbo en vez de otro".

El Papa, un gran admirador de San Agustín, vio la película durante una audiencia privada en Castel Gandolfo. Sobre ella señaló: "Hemos visto cómo, en un contexto bastante distante para nosotros, se representa toda la realidad de la vida humana, con sus problemas, tristezas y fracasos, y el hecho de que al final la Verdad es más grande que cualquier obstáculo". Después de la presentación, Benedicto XVI conoció a Mónica Guerritore y al equipo de producción, y les dio las gracias por el esfuerzo realizado.
Tomado de:www.primeroscristianos.com
Publicar un comentario