sábado, 19 de septiembre de 2009

Madre, cuídame...

Una canción que por vieja no deja de ser hermosa en honor a María.

Madre, óyeme, mi plegaria
es un grito en la noche.
Madre, mírame
en la noche de mi juventud.
Madre, sálvame, mil peligros
acechan mi vida.
Madre, lléname de esperanza,
de amor y de fe.
Madre, guíame, en las sombras
no encuentro el camino.
Madre, llévame, que a tu lado feliz cantaré.
Madre, una flor,
una flor con espinas es bella.
Madre, un amor,
un amor que ha empezado a nacer.
Madre, sonreír,
sonreír aunque llore en el alma.
Madre, construir,
caminar aunque vuelva a caer.
Madre, sólo soy
el anhelo y la carne que lucha.
Madre, tuyo soy,
en tus manos me vengo a poner.

Que María Estrella de la mañana ilumine nuestro caminar. Ya saben una oración por mi perseverancia. Mañana salimos de retiro de inicio de año aqui en el seminario, oren por nosotros.

Publicar un comentario