domingo, 28 de junio de 2009

Ser fiel...


Hoy la fidelidad está en crisis, pareciera que ser fiel es cosa de tontos o de débiles, parece que ser constantes en los valores verdaderos es señal de fracaso y de falta de realismo.

Esta es una realidad avasallante, la fidelidad ha sido invadida por la infidelidad o mejor dicho por la desconfianza que se genera a raíz de una intención perturbada por la indiferencia. Nuestro mundo es cada vez más salvaje y todo se ha materializado, se olvida con facilidad el amor que genera la confianza mutua y la alegría que produce un abrazo.

En el caso de nosotros los que hemos optado por Cristo como opción de vida, debemos tener en cuenta este importante valor que en su noción más profunda esta entrelazado a la lealtad, al deber.

Una lealtad en el seguimiento a Cristo que se antepone a toda clase de vicios y oscuridades que suelen solaparse en nuestros corazones y hacen de la recta intención una burla.

Debemos pedir al mismo Señor que nos conceda la gracia de ser FIELES a la vocación que EL mismo nos ha regalado.

Para esto es necesario la radicalidad del seguimiento, es decir el cortar de una con lo que me pueda alejar de esta opción de vida que es Cristo. Por ejemplo podemos tomar a tantos santos que por amor a Cristo lo han dejado todo en virtud de la radicalidad de su opción de vida.

Saludos, Dios los cuide y por favor un padrenuestro por este seminarista tan infiel.

Publicar un comentario