martes, 28 de abril de 2009

Hablar francamente y sin temor...


«No tengáis miedo a los hombres. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse. Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados.

»Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre. En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos.

»Porque todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos; pero a quien me niegue ante los hombres, le negaré yo también ante mi Padre que está en los cielos». (Mt 10,26-33).


Saludos gente del ciber espacio, si, el Señor nos invita a que no tengamos miedo a hablar lo que hemos oído de Él, de proclamar su gracia y lo bueno que es estar gozando de los bienes de su presencia, hermano, ánimo el señor cada día nos invita a que le amemos y le sirvamos en nuestros hermanos necesitados.

¿Y como poder hacerlo? Pues dando testimonio con nuestra forma de vida; que seamos los testigos de la alegría de la resurrección de nuestro Señor. Que es poner en práctica el AMOR.

Que Dios te cuide, ora por mi fidelidad al Señor.



Publicar un comentario