martes, 31 de marzo de 2009

Falta poco muy poco...


Amado Señor Jesús concédeme la gracia de poder perseverar en el desierto de mi cuaresma, de poder estar firme en los propósitos que me he propuesto, sabes lo débil que soy y lo rápido que caigo en la tentación.
No permitas que me aparte de tu presencia, que tu sombra me acompañe y tu presencia me sostenga.
Amado Señor Jesús enséñame a ser valiente, para poder morir acercando mi espalda a mi cruz, y resucitar con TU luz.



Publicar un comentario