sábado, 7 de febrero de 2009

Un Ángel que nos lleva a Jesús


Una de las mejores cosas que te puede pasar en la vida, es encontrar buenos amigos. Lázaro el de Betania, consiguió uno, el mejor, a Jesús de Nazaret, tanto era el amor que le tenia Jesús, que lloro cuando este murió e implorándole al Padre celestial le devolvió la vida.


Hay amigos por los cuales vale la pena sufrir, molestarse y hasta llorar.

Hay amigos a los cuales les puedes confesar un crimen y jamas te van a delatar.

Hay amigos que son tan cuadrados que los quieres hacer cambiar y al final notas que si lo logras dejan de ser ellos.

Hay amigos que te brindan todo su amor, cariño y respeto, sin inportar si le pagas con amor o desprecio.

Es el caso de Ángel Machado un joven lleno de talentos ocultos como los diamantes, que brillan en el interior de su alma.

El es un amigo de esos que solo se encuentran en los cuentos de J. R. Tolkien, difícil de encontrar e imposible de reemplazar.

Pana espero que Dios fortalezca nuestra amistad.

Publicar un comentario