viernes, 4 de abril de 2008

“Cinco panes y dos peces”

Hola mis muy queridos amigos, saludos desde este lado de la Web. Hoy termine de leer un libro que a mi parecer es muy bueno, en mi escala de evaluación del uno al diez, le doy el diez. Se trata del libro: “Cinco panes y dos peces” del Obispo vietnamita de Nhatrang: Nguyen van Thuan. El 23 e3 abril de 1975 fue nombrado arzobispo por Pablo VI y un 15 de agosto del mismo año, fue llamado al palacio presidencial para ser arrestado, ya que los comunistas dijeron que su nombramiento era fruto de un complot entre el Vaticano y los imperialistas. Pasó 13 años en la cárcel, 9 de ellos en régimen de aislamiento. Creado Cardenal diácono el 21 de febrero del 2001; recibió la birreta roja y la diaconía de San María della Scala. El Purpurado partió a la casa del Padre el 17 de septiembre del 2002. A los cinco años de su fallecimiento, el 17 de septiembre de 2007, se hizo público el inicio de su proceso de beatificación.

Cito un trozo del libro que me pareció muy edificante y lleno de verdadero espíritu Cristiano:

“Era muy difícil para mis guardias comprender cómo se puede perdonar, amar a los enemigos, reconciliarse con ellos:

- ¿De veras nos ama?

- Sí, os amo sinceramente.

- ¿A pesar de que le hacemos daño? ¿aun sufriendo por haber estado tantos años en prisión sin haber sido juzgado?

- Pensad en los años en que hemos vivido juntos. ¡Realmente os he amado!

- Cuando quede en libertad, ¿no mandará a los suyos a hacernos daño, a nosotros o a nuestras familias?

- No, ¿Por qué?

- Porque Jesús me ha enseñado a amaros. Si no lo hiciera, no seria digno de llamarme cristiano.”

Ojala que todos los que nos hagamos llamar Cristianos actuáramos así. A mi me costaría mucho decirles a esas personas algo bonito y mucho menos sentirlo. Bueno pero para eso estamos llamados, le pido a Jesucristo me llene de su misericordia para poder poner en práctica el Testamento de Jesús.

Permítanme concluir con estas palabras del Papa Juan Pablo II en su mensaje para la XII jornada Mundial de la Juventud, 1997, n. 4 y 5.

Jesús vive entre los hombres y las mujeres «que se honran con el nombre de cristianos»… …Cada día es más urgente reparar el escándalo de la división entre los cristianos…

Publicar un comentario