domingo, 17 de febrero de 2008

La tan amada Liturgia...


Hola apreciados amigos de este fantástico mundo…

La vida es hermosa, pero mas aun cuando sientes a Jesucristo actuar en tu vida, a tu alrededor; ella está llena de detalles y de muchas sorpresas; de signos y simbolismos.

Considero que nuestro Señor Jesucristo se manifiesta particularmente en la Sagrada Liturgia, bueno, ese el instrumento que uso Él para seducirme y enamorarme.

En mi opinión (y vale que así lo pienso aunque me arranquen la cabeza con un corta uñas), pienso que la liturgia debe ser los mas sobria, elegante, impecable e incorrupta en cualquier celebración sacra.

Según la Regla de San Benito; la liturgia es una acción constante de Cristo en la Iglesia, por la persona del sacerdote y de los ministros, de los fieles, individualmente y en comunidad. Cristo se ofrece por nosotros, y nosotros con El. En la liturgia, entonces, nace y crece la espiritualidad verdadera, que es vida del Espíritu ‑ espiritualidad eclesial y sobrenatural, porque es comunión con Dios en la familia de los redimidos ‑; la cual, iniciada en el tiempo, aspira por su consumación en la eternidad, donde alcanzará su carácter definitivo lo que es ahora signo pasajero y sensible.

Esto es hermosisisimo, ¿verdad?, un sacerdote amigo me decía hace tiempo que la liturgia es como una maquina del tiempo, que por medio de ella nos trasladamos al momento exacto, de un modo muy extraño, increíble, sobrenatural y hermoso, de la pasión muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, que con ella nos hacemos participes, nos hacemos muy presentes.

Esto es muy cierto, claro cuando reconoces cada gesto, cada posición, cada símbolo; te sientes extasiado, que levitas y es cuando te encuentras cara a cara con Jesús, allí constante y sonante, se te transfigura. Es un momento indescriptible, imposible concebir que el dibujo lo exprese y de hacer que las letras griten tan hermoso acontecimiento, que el papel soporte verdad tan avasallante.

Es un silencio que habla por si mismo, capaz de mover los corazones mas pesados y de deshelar los sentimientos mas fríos.

Es la liturgia querido hermano, es allí donde Cristo actúa constantemente, a toda hora y momento… entonces tratémosla y practíquese con decoro.

Oren por mí por favor…



Este video es super hermoso, los ritos son espectaculares, Cristo centro y culmen de nuestra vida... disfrutalo...
Publicar un comentario