jueves, 7 de febrero de 2008

La oración, excelente aliada en cuaresma...

Saludos a todos desde esta parte del planeta tierra...

Decía Santa teresa del Niño Jesús: Para mí, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como desde dentro de la alegría. Y su Santidad el Papa Benedicto XVI destacó este miércoles de ceniza que "sin la dimensión de la oración, el yo humano termina por encerrarse en sí mismo, y la conciencia, que tendría que ser eco de la voz de Dios, corre el riesgo de reducirse al espejo del yo".

Prosigue el Santo Padre: "La verdadera oración nunca es egocéntrica, sino que siempre está centrada en el otro. Es el motor del mundo, porque lo mantiene abierto a Dios y por ello, sin oración no hay esperanza, sólo existe ilusión"; "No es la presencia de Dios lo que aliena al hombre, sino su ausencia. Sin el verdadero Dios, Padre del Señor Jesucristo, las esperanzas se convierten en ilusiones que inducen a evadirse de la realidad". "El ayuno y la limosna, unidos armónicamente con la oración, también pueden ser considerados lugares de aprendizaje y ejercicio de la esperanza cristiana". "Gracias a la acción conjunta de la oración, el ayuno y la limosna, la Cuaresma forma a los cristianos para que sean hombres y mujeres de esperanza, siguiendo el ejemplo de lo santos".

Una de las bendiciones más grandes que disfrutamos nosotros los cristianos en esta vida es el privilegio de la ORACIÓN, por medio de la cual podemos tener acceso a DIOS, es fabuloso, es magnifico eh incomparable.

  • Por medio de la oración, el cristiano puede encontrar PERDÓN de pecados – 1 Jn 1:9
  • Por medio de la oración, el cristiano puede encontrar PAZ para quitar la ansiedad – Fil 4:6-7
  • Por medio de la oración, los cristianos pueden recibir FORTALEZA de Dios por medio de Su Espíritu – Ef 3:14-16

Por tales razones, Pablo exhortó con frecuencia a los cristianos a ser diligentes en sus oraciones... "orando en todo tiempo con oración y súplica..." – Ef 6:18, "Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias..." – Col 4:2, "Orad sin cesar" – 1 Tes 5:17.

“Señor, enséñanos a orar”

(Lucas 11, 1)



Publicar un comentario