viernes, 12 de octubre de 2007

San Bruno y Los Cartujos



Hola apreciados amigos de este amplio mundo virtual.
Este sábado 6 de octubre, recordábamos las virtudes y meritos de un santo, que a mi parecer es digno ejemplo para que alcancemos la santidad de Cristo Jesús.
Es San Bruno, un excelente catedrático de 1057 que opto por la vida de ermitaño en la zona montañosa de cartuja, donde construye un oratorio rodeado de celdas con lo que nace la orden de la cartuja (Los cartujos).
De ellos se dice que viven en el mundo como si estuviesen fuera de el; son ángeles en la tierra, como Juan Bautista en el desierto".
El santo se caracterizo por llevar una vida donada a la oración contemplativa; expiro el domingo 06 de octubre de 1101. San Bruno no ha sido canonizado formalmente, pues los Cartujos se rehúsan todas las manifestaciones públicas. Sin embargo, en 1514 obtuvieron del Papa León X el permiso de celebrar la fiesta de su fundador, y Clemente X la extendió a toda la Iglesia de occidente en 1674.
Papa Dios permite que pueda amarte con total devoción como lo hizo tu discípulo San Bruno, dame tu gracia Señor.
Aquí les dejo una hermosa oración que se le atribuye a San Bruno.

Tú, que eres mi Señor,Tú, cuya voluntad prefiero a la mía.No me es posible contentarme con palabrasal presentarte mi oración.Escucha mi grito que te suplicacomo un inmenso clamor...

Tú, de quien me he constituido siervo:Te ruego con perseverancia e insistiré en mi ruego,hasta merecer alcanzar tu favor.Pues no anhelo un bien de la tierra;no pido más que lo que debo pedir:sólo a Ti...

¡Ten piedad de mí!Y pues inmensa es tu misericordiay grande mi pecado, ten piedad de mí inmensamenteen proporción a tu misericordia.

Entonces podré cantar tus alabanzas,contemplándote, Señor.Te bendeciré con una bendiciónque perdurará a lo largo de los siglos;te alabaré con la alabanza y la contemplación,en este mundo y en el otro,
como María, de quien nos dice el Evangelio,que ha escogido la parte mejor. Amén.

Publicar un comentario